Juegos gratis en internet para descargar y jugar online bajar Juegos PC descargas en español
Promositios -- Publicidad y Marketing Online

X-Plane 10

Con FSX prácticamente en la cuneta, sin apoyo directo de Microsoft , más pendiente de su nuevo Flight, en Laminar Research han decidido no dormirse en los laureles y seguir potenciando su ya de por sí enorme simulador.

X-Plane 10

 
Más Noticias de Trucos Claves y Analisis
Análisis: Theatrhythm Final FantasyAnálisis: Theatrhythm Final Fantasy
Análisis: The Walking Dead: Episode 2Análisis: The Walking Dead: Episode 2
Análisis: Quantum Conundrum Análisis: Quantum Conundrum
Análisis: The ActAnálisis: The Act
Análisis: Civilization V: Dioses y Reyes Análisis: Civilization V: Dioses y Reyes
Análisis: Heroes of Ruin Análisis: Heroes of Ruin

Muchos pensarám que estamos hablando del último gran simulador, siempre y cuando la gente de Lockheed Martin se lo permita, y es que Prepar3d está tomando posiciones para acaparar que los fans que deja FSX. La guerra empieza y sólo puede traernos cosas buenas a los amantes de la simulación.
 
Una vez concienciados de que Microsoft Flight no va a ser la continuación de FSX, los aficionados a la simulación aérea civil hemos de ir posicionándonos hacia que simulador decantarnos. Flight Simulator X aún tiene mucha vida, con enormes cantidades de productos realizados por terceros y una inmensa legión de seguidores que inundan los foros de medio mundo y ayudan a crecer el simulador día a día. El inconveniente es que por mucho que lo decoremos y saquemos nuevos aviones y escenarios el núcleo del programa no va a evolucionar más desde que Microsoft decidió cerrar el estudio ACES. Eso nos deja con dos opciones reales: La primera es Prepar3d, o en otras palabras FSX evolucionado constantemente por Lockheed Martin que compró el código fuente a Microsoft y que ha sacado una interesante licencia por 49$ (hasta ahora era prohibitivo). Por el otro lado tenemos otro autentico peso pesado en la escena, ya en su décima edición y es el título que nos ocupa, X-Plane 10.
 
Austin Meyer ya se encuentra entre la leyenda del mundo de la simulación civil por su pequeño logro de llegar hasta aquí con X-Plane. Es difícil imaginar la constancia y determinación de este programador y piloto para empezar el sólo a programar un simulador de vuelo que supliera las cadencias que desde su punto de vista tenían los ya existentes. X-Plane estuvo unas cuantas versiones con Meyer como único creador y trabajador de la compañía que el mismo creó en Carolina del sur, Laminar Research. Con el tiempo, seguir como único responsable de X-Plane se volvió algo imposible con las demandas cada vez más grandes de los usuarios finales en cuanto a mesh, efectos meteorológicos, ATC o un sin fin de cosas que necesita un buen simulador y que es totalmente inviable para una sola persona. En cualquier caso Laminar Research ya no es únicamente Austin Meyer, pero tampoco es una mega empresa con cientos de trabajadores, en realidad continúa siendo un equipo bastante pequeño para los parámetros que nos movemos hoy en día.
 
A punto de despegar. Tiempo para el último checklist
 
Subirnos a nuestro avión va a llevarnos a través de una instalación como pocas habéis conocido antes. No porque tenga nada especial, no, si no porque X-Plane 10 viene en ocho Dvd de doble capa (el error es pensar que el peso de la caja es debido al manual, y no es así, son los Dvd). En realidad es tan enorme por traer todo el mundo ahí dentro y mas de 18 mil aeropuertos. La instalación completa de todo el paquete supone más de 80GB si decidimos instalar el mundo entero, pero en casos así conviene ser más específicos por que zonas nos gusta o solemos volar con más frecuencia (el simulador nos permite escoger las zonas para instalar). En nuestro caso decidimos instalar el norte de Europa, norte de Africa, cuenca mediterránea, norte América y Australia y tan sólo supuso una instalación de 25 GB. Siempre podemos desinstalar o instalar zonas a nuestro capricho y si volamos por alguna zona no instalada la veremos como si fuera un inmenso océano.
 
Dinámicas realistas

X-Plane siempre ha sido nombrado como el simulador de vuelo civil con las dinámicas de vuelo más parecidas a las que nos podemos encontrar en un vuelo real. Es esa sensación que tenemos al usar un simulador de pensar que “realmente, la respuesta se parece a pilotar un avión de verdad”. X-Plane siempre ha estado por encima de otros simuladores en ese terreno porque es el propio modelo del avión el que determina como será la dinámica de vuelo, mientras que en otros simuladores como el FSX el modelo de vuelo del avión es totalmente independiente del modelo visual. En pocas palabras, un 737 puede volar como un 747 si sus parámetros son los de este último.
 
Más botones que aprender que en un Street Fighter.
 
Si bien eso es cierto, nos gustaría arrojar un poco de luz a una cuestión que se tiende a frivolizar en exceso. Cualquier variación en nuestro avión en la vida real, sea en los planos, en el fuselaje o donde sea, tiene un impacto importante en la conducta que tendremos del avión en vuelo. Para poder recrear esa variación con exactitud en nuestro simulador, el modelo de avión usado debería tener varios cientos de miles de polígonos. No dudamos de que algún día llegaremos, pero para hacernos una idea, los aviones de “fábrica” en el FSX tenían entre ocho y doce mil polígonos y en X-plane 10 unos cuantos más, pero ni nos acercamos. En realidad X-plane tiene las mejores dinámicas por ese modelado de avión que determina las físicas pero aún estamos lejos, muy lejos de un comportamiento exacto a la realidad.
 
X-Plane 10 continúa con un interface que no ha cambiado mucho desde sus primeras versiones. Que los menús sean más atractivos no es un elemento esencial en ningún simulador, eso es cierto, pero algo un poco más intuitivo y que no de la sensación de estar en un Windows 95, abriendo carpetas para encontrar el modelo de avión que deseamos utilizar, sería un buen detalle. A la hora de configurarlo no habrá problema si simplemente tenemos un Yoke y un Track-Ir, lo detectará inmediatamente, pero como tengamos más controles, deberemos asignarlos individualmente. Y no es fácil, porque los menús son tremendamente exigentes con los neófitos con decenas de opciones para cada caso y pese a venir explicados brevemente, en muchas ocasiones no queda del todo claro.
 
Vuelo sobre los Alpes.
 
Estando en su décima versión es un tanto ilógico el explicar que aporta X-Plane, y quizás sea mejor centrarse en que aporta este X-Plane 10 respecto al aclamado título anterior. Resumiendo un poco en Laminar Research se han centrado en: crear un sistema meteorológico nuevo y mucho más detallado, un modelo de vuelo aún más ajustado y más poderoso, un ATC que empieza a estar a la altura, un auto gen mejorado y el uso pleno de las CPU multicore (aunque esto último ya se le presuponía en el 9). A algunos de estos puntos se le suman una característica que nunca ha faltado en X-Plane, y es las enormes posibilidades que nos ofrece su alto grado de personalización.
 
El mundo que nos rodea

La misma página oficial de X-plane hace una disertación bastante contundente contra la utilización de ortofotografías en los simuladores aéreos no sin falta de razón en muchos casos. Principalmente en su falta de armonización con el entorno creado, sean aeropuertos, edificios autogenerados en 3D que parecen externos a las fotografías o las mismas carreteras reales que encima de la foto parecerán un pegote más que un añadido buscando la realidad. Pero también es cierto que si tenemos un escenario trabajado, y hay muchos, la experiencia de volar sobre un escenario real, sabiendo que lo que hay debajo es lo que realmente veríamos si lo sobrevoláramos es, desde nuestro punto de vista, fascinante.

Tenemos que señalar sin ningún tipo de dudas que el mundo dinámico que han creado para esta nueva entrega de la saga, es uno de los puntos más mejorados respecto a los anteriores, pero como veremos no deja de tener sus propios errores. Han creado un sistema muy inteligente donde el propio programa recrea el mundo a partir de complicados algoritmos que entienden donde podrían ir determinados edificios. Partiendo de la base de carreteras reales y sabiendo que dichas carreteras pasan por ciudades, recrean edificios alrededor de ellas hasta conseguir una ciudad que si bien no es real, bien podría serlo. Nosotros no estamos tan eufóricos con el resultado como lo están en Laminar Research, porque a los que nos gusta volar por la vieja Europa en VFR, rápidamente vemos ciudades excesivamente americanizadas.
 
En cualquier caso, las mejoras gráficas en el escenario son evidentes, con texturas diferentes dependiendo de la hora del día o en la zona del planeta que nos encontremos. Otro punto un tanto flojo del simulador es que a pesar de traernos decenas de miles de aeropuertos en todo el mundo, apenas un par de ellos son detallados (Innsbruck y Seattle). Nos encontramos con que la inmensa mayoría de aeropuertos se limitan a una pista y un pequeño parking. Quizás sea con la esperanza de que terceros se dediquen a hacer escenarios y aeropuertos más detallados, pero ofrecer un buen puñado de aeropuertos recreados totalmente hubiera aumentado sin duda el valor del simulador aunque seguramente también hubiera incrementado el tiempo de desarrollo.
 
Inmensamente configurable. Esto sólo es por el tiempo.
 
Meteorología

Estamos también delante de una de las mejoras sustanciales respecto a X-plane 9. Pocas veces hemos tenido la sensación real de atravesar una nube de una manera tan fidedigna como ahora. Han conseguido realizar una inmersión acertadísima dibujando enormes nubes a lo lejos y montones de nubecillas superpuestas en primer plano, con diferentes tonalidades, sombras y resoluciones distintas creando un efecto envolvente. No son perfectas al cien por cien, pero se consigue un efecto tremendamente conseguido en tormentas y cielos cubiertos. Como en casi todo, X-Plane nos permite crear cualquier tipo de efecto meteorológico con su infinidad de opciones, fuerza y dirección del viento, tormenta etc…
 
Sin embargo nuestra opción favorita siempre será la de descargar la meteo vía internet. Cualquier aficionado sabe que eso puede hacerse desde hace tiempo y que si por ejemplo deseamos despegar desde LEGE y ahí en la vida real esta lloviendo, después de bajarnos la meteo vía internet, en nuestro ordenador también estará lloviendo. El problema viene cuando queremos que el tiempo se vaya descargando continuamente, dando en algunos casos un cambio demasiado drástico y poco realista. Lo ideal sería ir descargando automáticamente la meteo a intervalos de una hora o un poco más. Además, buscando la fluidez han conseguido que las nubes que no estén en el ángulo de visión de nuestra pantalla simplemente desaparezcan. Tiene su lógica: si no lo vemos da igual que no esté, así que el simulador puede ir mucho más fluido sin tener que renderizar cientos de kilómetros cuadrados de nubes que ni siquiera vemos por estar a nuestra cola.
 
No esta mal la altura desde la cabina de un 747-400
 
X-Plane 10 nos ofrece una docena de aparatos diferentes con los que poder volar, desde una Beechcraft Baron 58 hasta el siempre enorme y majestuoso 747-400 o el exótico Space Shuttle si nos apetece hacer algún vuelo estratosférico. Obviamente a esos podremos añadirle las decenas de aeronaves diseñadas por terceros o por la infinidad de seguidores que tiene el simulador. Cada uno de estos aviones está diseñado con una cabina interior totalmente operativa y recreada con una fidelidad que quita el aliento. Igualmente, los modelados exteriores están a la altura del simulador y en cada edición nos acercamos más a unos modelos prácticamente idénticos al original.
 
Como decimos, el juego trae en la misma caja una docena de aviones, que sumados a los cientos que corren por la red hacen que sea relativamente sencillo el encontrar el avión más adecuado a la experiencia aérea que queremos vivir, aunque hay un pero. De esa docena, tan sólo dos no los podíamos encontrar en X-Plane 9. Se trata de la preciosa Beechcraft Baron 58 y la potente y no menos bonita Beechcraft King Air C90B. Las dos tienen una configuración similar y hubiera sido de agradecer que hubieran puesto algún modelo más. No podemos dejar de nombrar que algunos modelos como el 747-400 ha sido totalmente rehecho, permitiéndonos pasear por todo su interior como si de un pasajero se tratase y con una cabina en 3D mejorada, algo que también tiene el Space Shuttle.
 
 
Mejora enorme con los efectos meteorológicos
 
ATC

La incorporación del ATC (control de tráfico aéreo) era una de las demandas más recurrentes de los aficionados del simulador. Este nuevo X-Plane permite que cada procesador que tengamos se dedique a un solo avión lo que ayuda a tener un tráfico intenso (con los multiprocesadores que existen hoy en día) sin apenas perder frames en el intento. En este caso el ATC ayuda a que la inmersión sea más autentica escuchando las ordenes que da la torre, sea a nosotros o a otras aeronaves. En realidad la misión de la torre (ATC a partir de ahora) no es de actuar como copilotos ayudándonos, por supuesto que nos ayudan, pero no es su misión principal. Esta es, separar los aviones en su espacio aéreo. Pues el ATC en X-Plane 9 actúa un poco en ese sentido, aunque nos ofrecerá vectores de llegada o la autorización IFR de nuestro plan de vuelo, permanece en silencio el resto del vuelo hasta que estamos a unos 30mn de nuestro destino y nos pasa los vectores para el aterrizaje. El resto de vuelo, silencio, quizás demasiado. Además hemos de ser conscientes de que debemos ir cambiando las frecuencias de radio nosotros mismos a diferencia de FSX que con un solo botón nos sintonizaba.

Conclusión: 

X-Plane 10 es un pedazo de simulador aéreo y tiene la virtud de que está en evolución continua, como por ejemplo operaciones VFR con el ATC y que llegará mediante parches probablemente antes de X-Plane 11. Tan sólo ellos y la gente de Lockheed Martin con su Prepar3d parecen estar por la labor de continuar dándonos un simulador aéreo mejorado año tras año. Dicho esto, X-Plane 10 aún tiene algunos puntos débiles: no nos termina de convencer el “escenario plausible”, pocos aviones nuevos y su interfaz necesita una actualización ya, aunque entendemos que no es una prioridad. En cualquier caso, X-Plane 10 sigue siendo la alternativa perfecta y debe estar en el disco duro de cualquier amante de la simulación aérea. Aunque quizás aun siga un poco por detrás (sobre todo por las miles de seguidores que tiene), pero cada vez menos del gran FSX.
 
Lo Mejor / Lo Peor
 
Continúa teniendo las mejores dinámicas de vuelo
 
Sigue siendo un simulador difícil para los no iniciados
 
Por fin un ATC a la altura, aunque mejorable
 
Pocos aeropuertos detallados
 
Importante mejora en el sistema meteórologico
 
Podrían haber incorparado más aviones de serie.
 
Para PC y MAC en el mismo paquete






Fuente:
Meristation
www.meristation.com

Logos/Imágenes MR Respectivas Compañías mencionadas en la noticia.
Juegos Gratis Internet
Descargas de Juegos para Pc, Consolas y Teléfonos
Noticias, Novedades, Reviews, Trucos.
www.juegosgratisinternet.com

Juegos gratis en internet para descargar y jugar online bajar Juegos PC descargas en español
juegosgratisinternet.com
';